lunes, 1 de abril de 2013

Viajes -Tingri -TIBET

Ayer no pude colgar una entrada de viajes, porque con lo que llevo encima bastante hice en postear algo.

Pero hoy, que ya estoy mucho mejor, he decidido poner una entrada de viajes, en vez de libros, que es lo que toca por ser lunes.

En octubre de 2011, viajé a TIBET.

Es un viaje duro, por el tema de la altura, pero es impresionante,y desde mi punto de vista merece la pena cualquier sufrimiento.

Entramos por la frontera terrestre de Nepal con Tibet. Y atravesamos por carretera todo Tibet hasta llegar a su capital, Lhasa.

Pero hoy os vengo a hablar de Tingri , a 50 km de la frontera con Nepal y a 4300 metros de altura.

Un lugar árido, sin arboles, frío,pero a la vez espectacular .

Pasamos allí una noche, en el hotel "Snow Land".

Cuando llegamos allí  tras horas metidos en el bus, no podíamos creerlo. Ya sabíamos que los hoteles no son precisamente una maravilla, pero un mínimo de confort no hubiera estado mal.

Algunos de mis compañeros de viaje, llegaron allí  bastante afectados por el mal de altura. Nada mas llegar tuvieron que llevar a una chica al hospital (o algo por el estilo).

El frío era impresionante.

Las habitaciones, como podéis ver en el enlace que os he puesto arriba, son de dos camitas, dos palanganas, y las paredes y el techo forrado de hule para tapar la caca de yak, que es un método natural para aislar la habitación. No olía a nada. Hacia tanto frío que no olía a nada.

Solo teníamos dos horas de luz.

Los baños eran comunitarios para todos, dos agujeros, separados por paredes y a través de los cuales podías observar los desechos de otras personas (aquí si olía mal, muy mal).

Las duchas, también exteriores, disponían de agua caliente, si lo solicitabas, pero recomiendan a los turistas no ducharse (por aquello de que no te de un pasmo).

El restaurante, sala de estar, casa de todos, lo mejor. Una estancia con bancos y mesas todas unidas, haciendo ele, y donde el objeto principal, era la estufa, también alimentada por caca de yak.Reseñar que era la única estancia de el "hotel" con alguna fuente de calor.

Una vez que nos situados, decidimos ir a dar una vuelta por el pueblo (que es básicamente  una calle en linea recta). Yo, fui a ver a la compañera enferma y les dije a los demás que los alcanzaba en un momento...ingenua de mi!!!

Cuando comencé a andar, note que me faltaba el aire, me costaba mover las piernas. Veía al resto del grupo a lo lejos. Solo falto, en un momento dado, que salieron varios niños y me rodearon. Me tocaban, me agarraron la mochila, estiraban de mi....que sensación de agobio!!! Entre la falta de aire y los niños...

Vimos el atardecer mas bonito que he visto en la vida. Las estrellas caían sobre nosotros.

Después de una cena calentita y un rato de charla, nos fuimos a dormir. A mi me enseñaron que dentro del saco para estar caliente hay que dormir con el mínimo de ropa, así que yo lo hice. Y dormí estupendamente, 5 horas, hasta que, de repente, me desperté  sobrecogida, porque me estaba ahogando, no podía respirar, literalmente. Yo no se si fue un sueño, o si fue real, la cuestión que no dormí mas.

El resto de la noche, paso, entre ruidos, ruidos de mis compañeros vomitando, ruidos al abrir la puerta y vaciar el contenido de la palangana a la calle, ruidos de botellas de oxigeno en movimiento....que gran noche!!!

Amanecimos temprano, ya que nos íbamos al Campamento Base del Everest, pero sorpresa!!!! Nuestro vehículo no funcionaba, se había congelado la gasolina durante la noche.

6 horas , 2 hogueras debajo del depósito y varios tés después conseguimos salir de allí.

Pá habernos matao!!!!






Nuestras habitaciones