Con las manos en la masa - Bizcochos de soletilla

Estos bizcochos suaves y esponjosos resultan muy fáciles de hacer.

Ponemos el horno a calentar, a 200 grados y sólo con aire en la parte de arriba.

Tres o cuatro huevos , sé separan las claras de las yemas, poniéndolas en moldes diferentes.

Se añade una pizca de sal a las claras y se baten hasta conseguir el punto de nieve. Sabemos que están en punto de nieve cuando al girar el molde donde tenemos las claras batidas no caen .

Batimos las yemas con 75 gramos de azúcar. se le añade 90 gramos de harina floja y un sobre de levadura química, tamizandolo  sobre la mezcla anterior.

A esta mezcla se le añade las claras a punto de nieve.

Se extiende,en líneas largas y gruesas, la masa sobre una bandeja con papel para horno.

Espolvoreamos el azúcar glass por encima e introducimos en el horno durante diez minutos.

Dejamos enfriar y con cuidado separamos los bizcochos.

Recordar guardar en una bolsa bien cerrada para que no endurezcan con el contacto del aire.

Entradas populares de este blog

Lo dicho, Dolores por mi abuela

La famosisima agenda de Mr. Wonderful

Las mujeres de mi vida