martes, 2 de junio de 2015

Cuando los buenos propósitos se ven interrumpidos por una fuerza superior....

Hoy estaba saliendo todo de maravilla, una cosa detrás de otra, casi sin problema.

Y yo más contenta que un ocho.

A media tarde, me siento a estudiar, con 3 horas por delante, para ponerme las pilas.

Me levanto, a coger de la estantería una carpeta.....y tal como empiezo a sacarla de la estantería, veo que empiezan  a caerse los libros, y las tres estanterías han empezado a doblarse y a caer todos, los miles de libros, que en ellas había.

Todo a cámara lenta.

Despacio.

Tan despacio, que me ha dado tiempo a moverme, para no quedar enterrada bajo una tonelada de papel.

No me ha sorprendido mucho, la verdad. Hace días que las estanterías empezaron a doblarse bajo el peso de las palabras.

Cuando lo vi, en vez de vaciar las estanterías, desmontarlas, atornillarlas y volverlas a montar, lo único que hice , fue apuntalarlas con libros, de tal forma que todo el peso, caía sobre la estantería inferior. Cada día les daba unos golpecitos a los libros, para que quedaran contra la pared, y asi no cayeran.

Hoy, me ha tocado, hacer todo lo que no hice en su momento, y además, he tenido que enmasillar (menos mal que en mi casa nunca falta Aquaplast) la pared,porque literalmente, las estanterías, han roto, con su peso, la pared, y en vez de agujeros del 6, parecían agujeros del 12. A eso sumale, hacer agujeros nuevos, poner los tacos, volver a atornillar, y finalmente montar las tres maravillosas estanterías "LACKESTRIJEN" de cuya tienda no recuerdo el nombre.

La mejor parte, ha sido ordenar los libros.

No recordaba que tenía verdaderas joyas.


Libro de Gramática de 1882, esta roto y hecho polvo, y su valor económico es mínimo, pero para mi un tesoro.



Otro de Gramática de 1902.



He puesto menos  peso, para que no vuelva a pasar, y si pasa, no morir por aplastamiento.



Me encanta poner los libros del revés, así cuando coges uno, es una sorpresa, no sabes lo que te vas a encontrar.






Y muchos, han ido a parar debajo de la cama, en cajas, condenados momentáneamente (hasta que compre más estanterías) al olvido.






Y así he pasado la tarde.....estudiar lo que es estudiar,no he estudiado.

Y si, ahora podría estar estudiando, pero también actualizar el blog es una prioridad.....o no??

MUCHOS BESOS