Regalos que llegan al corazón!

Holaaaa!!!

Hoy os traigo una entrada que hace días que me rondaba.

En julio, cuando me diagnosticaron, enseguida lo compartí con la gente de mi alrededor, y su apoyo en momentos tan difíciles me vino de maravilla.

En ningún momento pensé en no contarlo o en esconderlo. Hay gente que prefiere llevarlo en silencio, pero yo pensé en que quería que se supiera. Y os preguntareis: Por qué? Porque cuando empecé este calvario, leí muchísimo en Internet (ya se qué que no siempre es bueno), y, leer experiencias de personas que han pasado por lo mismo que yo, me preparó y me reconfortó.

Quise contarlo sobretodo a las personas cercanas, y me emociono muchísimo la reacción de la gente, tantísimo cariño, de gente cercana y de gente no tan cercana.

Me llamaron, me escribieron, empecé a recibir regalos sin tón ni són (no es el coste económico del regalo, es el hecho de que la gente se acordará de mi), regalos cuyo valor emocional,superan cualquier expectativa.

Por eso ,  y porque mi madre siempre decía, que es de bien nacido ser agradecido, os dejo hoy unas cuantas fotos de los regalos que he ido recibiendo en estos meses ( mola un montón que sea como tu cumpleaños durante seis meses seguidos!).

No están todos, porque muchos son regalos que se han ido repitiendo a lo largo del tiempo, como las cestas de frutas y verduras llegadas directamente del huerto a mi casa, la comida ecológica y biológica,los ramos de margaritas, las cremas y jabones naturales de mi hermana(tarros y tarros) que me han salvado la piel en muchos momentos...etc,etc.


Libros y libros para mantenerme entretenida. Un cuaderno de colorear y pinturas, con una dedicatoria preciosa, que solo podía ser escrita por alguien igual de bonita.


Remedios naturales que me trajo mi mejor amiga desde lejos, muchas cosas para tener una vida más sana, como la megabatidora regalo de mi hermana.


Flores y plantas. El día de la operación, cuando vi tantas flores en el hospital, me emocione muchísimo. Flores, galletas, bombones, libros... repito, no es el regalo en si,es el hecho de que se acuerden de ti. Y las visitas, que durante tres días no pararon de llegar a aquella habitación de hospital. Mil gracias!!


Y por supuesto, comida. Todos han querido ayudarme, trayéndome comida sana, cosas que se supone que son buenas para eliminar células cancerígenas, y también muchos dulces para alegrarme los dias malos!


De este cojín ya os hablé. Me lo regalaron desde la Asociación del Cáncer, y es un invento,para evitar el dolor después de la operación!


Este libro y esta trenza de nocilla, han sido un regalo muy especial, de una de mis compañeras de trabajo, Aly y su marido, Raúl. Me alegre muchísimo de verlos, tenía muchas ganas y fue un chute de energía.


Dicen que los aceites vegetales, sobretodo el de palma, son muy malos para la salud. Si os fijáis todo lleva aceite de palma (en otra entrada os hablaré de mis nuevas neuras con la alimentación). Comentándolo con mi hermana, le dije que había leído que el mejor aceite es el extra integral. No tardó ni tres días en traerme una garrafa de cinco litros de aceite de oliva virgen extra integral, puro y verde.....el oro del aceite!!  Menudo regalazo!!


También he recibido regalos muy cuquis y molones, de esos que te hacen sonreír, y tuve una sorpresa inesperada cuando recibí un paquete de los padres y madres de la guardería donde trabajaba, con cositas muy chulas y una foto mía con los niños de la guarde con una dedicatoria muy especial.


O este aguinaldo de comercio justo, una agenda muy chula, o el libro con dedicatoria del autor incluida.

Ya os he dicho que aquí no está todo, intenté hacer fotos de todo, pero claro, los días malos, no tenía ganas de nada....y faltan un montón de cosas que me han regalado estos días, como unos botes de miel de Asturias, que está requetebuena, o una mantita para el sofá,o unos calcetines de Papa Noél o la agenda de Mr Wonderful (jejejeje)...

MIL GRACIAS DE CORAZÓN!

Vuelvo a repetir, no es el regalo en si, es el que la gente se acuerde de ti, que quieran ayudarte en este camino, de alguna manera, como ellos consideran, que quieran mimarte y que quieran que te sientas arropada y acompañada dentro de el calvario que te toca pasar. Y eso no tiene precio.

Pues eso...gracias a todos los que habéis estado estos meses conmigo!!!!

MILLONES DE BESOS

Entradas populares de este blog

Lo dicho, Dolores por mi abuela

La famosisima agenda de Mr. Wonderful

Las mujeres de mi vida